Cómo combatir el exceso de grasa

A lo largo del día, se van depositando en el rostro y en el cuerpo, microorganismos y suciedad que perjudican la salud de la piel, creando así una capa de impurezas. La limpieza diaria de la piel, que debe realizarse dos veces al día, en la mañana y en la noche, permite eliminar bacterias, grasa, células muertas y otras impurezas. Cuando una persona tiene piel grasa, suele utilizar productos que le dejan la sensación de “piel seca”, sin embargo, el uso excesivo de este tipo de productos puede generar el efecto contrario, es decir, que las glándulas sebáceas reciban el mensaje equivocado y produzcan más grasa”.

Cetaphil ®, la línea más completa para el cuidado de la piel, incluye Cetaphil ® Dermacontrol una línea desarrollada específicamente para controlar el exceso de brillo en pieles grasas.

Cetaphil®  Dermacontrol Espuma, limpia y remueve suavemente aquellas sustancias que la piel no necesita, dejándola suave y fresca gracias a su acción limpiadora, emoliente y humectante, sin resecar la piel ni agredirla, además es un producto hipoalergénico y no tapa los poros.

Los productos de la línea Cetaphil®  no son agresivos ya que no eliminan aquellos emolientes y aceites naturales que la piel necesita para permanecer suave y flexible.

Además de la limpieza es importante la hidratación posterior de la piel con productos adecuados para mantener la piel saludable y prevenir el envejecimiento cutáneo. Es un error pensar que las pieles grasas necesitan menos hidratación, en estos casos hay que utilizar productos suaves y específicos; Cetaphil®  Dermacontrol Hidratante proporciona una amplia protección solar de amplio espectro y controla el brillo sin resecar la piel, este hidratante facial suave es parte de un régimen de cuidado diario de la piel grasa.